<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1367737166653285&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

MONTERREY (81) 8000 0000 / CIUDAD DE MÉXICO (55) 8000 8000 / GUADALAJARA (33) 8000 0000 / TIJUANA (664) 615 8000 / WHATSAPP 8123558000

BLOG

¿Rentar o comprar? He ahí el dilema

A nivel mundial, lo primero que debe considerar quien quiera iniciar su empresa será el centro de operaciones de la misma. Algunos deciden instalarse en las inmediaciones de su sala de estar, algunos se lanzan al Starbucks más cercano y hay unos más que, probablemente sean los que tienen mayor capital, se arriesgan por un pequeño depa compartido en el que cada habitación es una oficina.


Aunque a primera impresión pueden ser excelentes opciones, la realidad es que la imagen cuenta y cuenta mucho, por lo que recibir a tus clientes entre juguetes de tus hijos o bien con el hípster de la mesa de lado escuchando a Mon Laferte puede que no sea, después de todo, la mejor idea.

Sí tienes suerte, y dinero, puedes buscar un espacio compartido, y ya en un mundo donde todo es color de rosa, podrías incluso comprar algunos metros cuadrados e iniciar tus actividades tan pronto como terminen las modificaciones.

Adquirir bienes a través del arrendamiento es, cada vez más, la opción predilecta de las empresas a nivel mundial.

En Estados Unidos, Europa y Asia representa el 70% de las compras de bienes inmuebles, y en México, aunque sólo representa el 4%, desde 2013 se ha observado un incremento del 20% anual, lo que nos indica que la tendencia repunta a convertir al arrendamiento en la principal opción.


¿Cuáles son las ventajas de arrendar?

Aunque pudiera parecer que rentar no te ofrece ventaja alguna, pues ese espacio nunca será tuyo, los beneficios son muchísimos más e inmediatos, acá te contamos como puedes solucionar tu vida.

  • Cero inversiones iniciales: No necesitas descapitalizarte invirtiendo en la compra ni en sus adecuaciones, cabe mencionar que muchos edificios y espacios venden a partir de los 300M2 y las ventas son en dólares, un fuerte golpe a tu bolsillo de emprendedor.

  • Imagen de alto nivel: Aunque el dicho “No hay que juzgar al libro por su portada” es uno de los refranes más certeros, la realidad es que la imagen con la que te vendas ante clientes y proveedores hablará de ti y en ocasiones será un factor determinante para que quien te comprará crea en tu compromiso y profesionalismo.

  • Adiós trámites administrativos: Cuando compras tu espacio tú y sólo tú, o en este caso tu asistente, debe pagar servicios como luz, agua, internet, mantenimiento, limpieza, contratar una secretaria o asistente, pelear con el capital humano y un sinfín de temas más que no sólo te desgastan económicamente sino que además, te quitan valioso tiempo que podrías estar invirtiendo en crecer tu negocio.

  • Contratos flexibles y en pesos: Lo sé, suena a comercial, pero la importancia de este punto radica en que debido a la fluctuación del dólar muchos empresarios se vieron en la necesidad de abandonar sus oficinas tradicionales y buscar opciones más asequibles, con la renta de una oficina puedes decidir cuánto tiempo tenerla y si es realmente necesaria, además de que en un punto de quiebre puedes prescindir de ella.


Increíblemente no sólo los espacios de oficina se han vuelto tendencia en cuanto a arrendamiento se trata, todos los bienes tangibles de tu empresa como flotillas aéreas, marítimas, terrestres, equipos tecnológicos, servicios de personal especializado en algún área, en fin, todo puede ser rentado.

Además existen miles de consultorías que se dedican a resolver estos temas por ti, al final te conviertes en un coordinador de operaciones con brazos en varios lados y puedes concentrarte en que tus actividades alcancen los objetivos establecidos.

Lo ideal es cubrir la mayor cantidad de trabajo con el menor esfuerzo, actualmente es un objetivo que se está alcanzando completamente.

Contacta aquí

COMENTARIOS