¡Gastos de temporada! Practica el consumismo consciente

consumismo-consciente

La compra de obsequios durante la temporada decembrina se ha vuelto una tradición a nivel nacional y mundial, debido a la celebración de la Navidad y el Año Nuevo. Las personas destinan la mayor parte de sus ahorros e ingresos extras, como bonos, cajas de ahorro y aguinaldos, al pago de la cena de Navidad, la liquidación de deudas, y a la adquisición de regalos para sus familiares y amigos, así como para socios y colaboradores. 

Si bien es una época especial donde las personas buscan demostrar su afecto por medio de detalles navideños, hay que mantener buenos hábitos de consumo para no exceder los gastos ni adquirir deudas innecesarias. Los comercios y servicios suelen lanzar promociones como meses sin intereses, descuentos y 2x1 para motivar la compra compulsiva, por lo que es necesario establecer prioridades para hacer compras inteligentes

¿Por qué es importante realizar un consumo consciente?

El gasto desmedido puede traer consecuencias negativas como el sobre endeudamiento, la imposibilidad de ahorrar y el incumplimiento de metas y propósitos, sin embargo, esto se puede evitar poniendo en práctica un consumismo consciente. Para ello, es necesario que los consumidores sean críticos sobre sus hábitos de compra y reconozcan si sus decisiones afectan o no sus finanzas personales. 

Según datos del Observatorio del Shopper Experience, 7 de cada 10 personas realizan compras poco habituales en Navidad, añadiendo incluso productos premium. Por ello, planificar las compras decembrinas es fundamental para hacer gastos de forma objetiva y no poner en riesgo la estabilidad financiera. 

5 consejos para planificar mejor las compras navideñas 

1. Preparar una lista

Para no adquirir productos por capricho o impulso y conocer con exactitud para qué se está utilizando el dinero, lo primero que se tiene que hacer es redactar una lista con los artículos que realmente se necesitan y desean. 

Pueden anotarse tanto los productos requeridos para preparar la cena como los regalos que se comprarán para familiares y amigos. Es importante que se defina con antelación el obsequio que se entregará a cada uno, para evitar realizar compras al azar y que no entren dentro del presupuesto disponible. 

2. Establecer un presupuesto

Para evitar imprevistos es importante realizar el presupuesto únicamente con el dinero que se tiene disponible en ese momento, por lo que hay que esperar a tener todos los ingresos para empezar a ver cómo se va a distribuir. Tampoco es recomendable gastar todo el dinero, habrá que generar un presupuesto realista que permita cumplir con los compromisos de la temporada y guardar un poco para el ahorro familiar. 

Una alternativa para la compra de regalos es definir un presupuesto límite para cada obsequio, lo que permitirá buscar opciones accesibles y no gastar más de lo que se tiene. 

3. Definir métodos de pago

Antes de empezar a comprar también es importante que se consideren las deudas vigentes, esto ayudará a definir si se puede hacer uso de las tarjetas de crédito sin exceder la capacidad de pago. Aun así, lo mejor es hacer uso solo del dinero líquido del que se dispone y no de los créditos bancarios, ya que, al no pagar en los plazos definidos, los intereses generarán gastos adicionales. 

4. Comparar precios

Comparar productos y marcas en diferentes tiendas evitará que se adquieran los más caros. En todo momento hay que descartar precios elevados que puedan sobrepasar el presupuesto establecido y revisar las ofertas disponibles para acceder a productos y artículos de calidad a menor precio. Además de las rebajas, algunos establecimientos ofrecen pagos a mensualidades con determinadas tarjetas de crédito, descuentos por medio de programas de fidelización, así como promociones en días específicos. 

5. Ahorrar con un mes de anticipación

Ahora bien, si lo que se quiere es no disponer únicamente de los ingresos que se reciben en diciembre, se puede comenzar a ahorrar para esta celebración con uno o dos meses de anticipación. Se pueden recortar gastos como la compra de ropa o zapatos innecesarios, el consumo en restaurantes o cualquier gasto hormiga del día a día. Otra alternativa es adelantar algunas compras en temporadas de bajo consumo, pues los precios aún no han sido aumentados por la llegada de las fiestas. 

Tips adicionales para convertirse en un consumidor inteligente

Comprar en Internet

Además de acudir a los establecimientos se pueden revisar las ofertas que hay en Internet. Usualmente, las tiendas en línea tienen diferentes promociones, por lo que es posible encontrar incluso mayores rebajas. 

Hay que prestar atención a los montos mínimos de compra para envíos gratis, términos y condiciones en caso de devolución, seguir de cerca la fecha entrega y revisar que los artículos lleguen en buen estado. De igual modo, es importante verificar que sea una página confiable para realizar compras seguras.

Conservar los tickets

En caso de que las personas requieran cambiar su regalo porque no les gustó o necesitan cambiar la talla, es importante guardar los tickets de compra. Esto evitará que el dinero invertido se tire a la basura y puedan conseguir un regalo de su agrado. 

Planificar los viajes

Si se tiene pensado salir de vacaciones o visitar a la familia en otra ciudad, es necesario planificar el viaje con algunos meses de antelación. De esta manera, se podrán adquirir boletos de avión y hacer reservaciones a bajo costo, logrando mayores ahorros. Lo mejor es revisar los precios fuera del periodo vacacional y utilizar alguna aplicación que permita comparar precios entre aerolíneas. 

Buscar artículos con garantía

Ya sea para regalos o compras personales, es importante solicitar la garantía de los productos que se adquieren, sobre todo si son electrónicos. Esto permitirá hacer cambios y reclamaciones en caso de adquirir productos con problemas de fábrica. 

Sin duda, el consumismo consciente permite disfrutar de las fechas decembrinas sin poner en riesgo las finanzas personales. No se trata de no gastar, sino hacerlo de forma controlada para poder saldar deudas en tiempo, consolidar proyectos personales y profesionales, y abrir un fondo de emergencia destinado a la salud o imprevistos. 

IZABC_Balance_trabajo_vida

¡Dejanos tu opinión!

¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestras noticias y artículos en tu correo?

Suscribirme al blog

También te podría interesar